Esto es lo que debes saber antes de comprar tu brasier materno


¿Conoces los beneficios de usar un brasier materno? ¿Quieres aprender a escoger el tuyo? ¿Sabes cuándo debes cambiar de sostén? Este artículo es lo que necesitas. Sigue leyendo porque resolveremos todas tus dudas.
¿Sabes cuándo debes cambiar de sostén?
Durante el embarazo, es normal presenciar cambios en el cuerpo, un ejemplo de ello, es el crecimiento del busto. En esta etapa, el tamaño de los senos puede aumentar hasta 800 gramos más de peso, es decir, cambia 1 o 2 tallas. Por esta razón, es fundamental el uso de un brasier materno que sujete el pecho de forma adecuada.

Beneficios de usar un brasier materno

No solo necesitas un brasier que sostenga el busto, sino un brasier cómodo, con protección, con tirantes anchos y que sea perfecto para lactar. De esta manera, el brasier materno ideal debe:

  • Ayudarte a aliviar el dolor de tus senos, pues al recoger el busto, disminuirá la sensibilidad incómoda.
  • Permitir que la sangre circule con normalidad en tu pecho y, así mismo, que la leche fluya perfectamente.
  • Tener un broche para destapar el seno y así facilitar la alimentación de tu bebé.
  • Brindar mayor soporte a tu espalda; por esta razón, es mejor un brasier de espalda ancha que te ayudará a mitigar cualquier molestia.

¿En qué momento debes cambiar a un brasier materno?
¿Sientes que tu brasier habitual te talla o deja marcas? ¿Sientes que tus senos se salen del brasier? ¡Alerta! Ten en cuenta que no hay una fecha específica del embarazo en que debes comprar un brasier materno. Es momento de cambiar cuando tu brasier actual te talla, te marca, no te hace sentir cómoda o incluso, si sientes molestias en la espalda a causa del sostén. Debes estar atenta a cada cambio de tu cuerpo y buscar la mejor solución a cada cambio.

¿Cuál es la talla correcta de tu brasier?
Cuando compres un brasier materno debes tener en cuenta que no debe quedarte ni muy apretado, ni muy suelto.

¿Qué te puede ayudar a saber lo que necesitas? Si al levantar tus brazos el brasier se sube a la mitad del pecho, entonces las copas o el contorno son demasiado pequeños; en cambio si las copas de tu brasier se arrugan, es porque está demasiado grande. Generalmente, lo ideal es comprar una talla más grande a la habitual, por ejemplo, si tu talla de brasier es 32, debes usar un brasier materno talla 34

Ahora que tienes a la mano esta información, seguramente estarás preguntándote los mejores tips para elegir tu brasier materno. Por eso, a continuación, te presentamos unos consejos que seguramente te ayudarán mucho:

La abertura de las copas
Cuando compres un brasier materno, fíjate que tenga las aberturas en las copas para amamantar a tu bebé. Generalmente, el brasier materno trae un pequeño clip para sacar el seno fácilmente. Recuerda que la lactancia crea una conexión excepcional con tu bebé; por eso, esta experiencia debe ser grata y lo mejor es tener un brasier que te facilite todo el proceso.

El grosor de los tirantes y las varillas
Un brasier cómodo que se ajuste a tus necesidades debe tener tirantes anchos y fijos. Así mismo, debe tener sostén para espalda ancha. También asegúrate que el brasier no tenga varillas, así te sentirás más tranquila con cada movimiento que realices.

 

Material suave
Durante el embarazo, es normal que la temperatura corporal aumente e incluso los pezones se vuelvan más sensibles. Por eso, a la hora de escoger tu brasier materno, asegúrate de revisar el material (puede ser lycra algodón 100%).

Amiga, esperamos que estos consejos te sirvan para escoger tu brasier materno como lo necesitas. Recuerda que en Marie Louise tenemos todo lo que necesitas para tu comodidad y la de tu bebé.

Sección de maternidad