¿Cómo se hace el Autoexamen de Seno?


Conoce cómo se hace el autoexamen del seno

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en Colombia, el cáncer de mama es el más común,con un 8% de mortalidad. Por ello, una detección temprana, de la mano de un tratamiento oportuno, resulta en una probabilidad más alta de recuperación para las mujeres que lo padecen. Durante el mes de Lucha Contra el Cáncer de seno, en Marie Louise nos unimos a la prevención y diagnóstico temprano: conocer tus senos te ayuda a saber lo que es normal y consultar con tu médico cualquier anomalía que detectes. Por eso, a continuación te contamos un poco más sobre el autoexamen y cómo realizarlo:

¿Que es el Autoexamen de Seno?

El autoexamen de seno es el chequeo en el cual cada mujer puede identificar cambios o alteraciones en la zona del busto con sus manos y vista; es importante realizarlo de forma regular para, así, poder actuar de forma inmediata.

Es recomendable realizarlo a partir de los 20 años. Y, desde los 40, complementarlo también con una mamografía anual. Si tienes antecedentes familiares, lo recomendable es empezar a hacer la mamografía desde los 35 años. 

Para que no queden dudas, ahora te vamos a contar cómo se realiza el autoexamen de mama. Tómate todo el tiempo que necesites y hazlo con tranquilidad; recuerda hacerlo una vez al mes de 3 a 5 días luego de tu periodo y, después de la menopausia, prográmate todos los meses un mismo día.

¿Cómo se Hace el Autoexamen de mama?

 Sigue estos sencillos pasos:

1. Párate frente al espejo con los brazos a los costados y comprueba si en tus senos hay hoyuelos, arrugas o alteraciones en el tamaño, la forma o simetría; también en los pezones y aureolas

e frente al espejo con los brazos a los costados y comprueba si en tus senos hay hoyuelos
2. Levanta las manos y ponlas detrás de la cabeza; manteniéndola fija, presiona los codos hacia adelante y observa si hay hundimientos en la piel o el pezón, o si hay abultamientos.
 presiona los codos hacia adelante y observa si hay hundimientos en la piel o el pezón
3. Coloca las manos sobre la cadera y presionando hacia abajo, inclinándote hacia adelante, y revisa lo mismo que en el paso anterior.
4. Este paso lo puedes hacer acostada boca arriba con una almohada o en la lucha: coloca el brazo izquierdo por detrás de la cabeza y con la mano derecha examina el seno izquierdo. Con suavidad, desliza los tres dedos intermedios en forma circular comenzando desde la axila hasta llegar al pezón.
coloca el brazo izquierdo por detrás de la cabeza y con la mano derecha examina el seno izquierdo
5. Repite el paso anterior con el brazo derecho y la mano izquierda, para examinar el seno derecho.
6. Aprieta ambos pezones con delicadeza y fíjate que no haya secreción.
Aprieta ambos pezones con delicadeza y fíjate que no haya secreción

Al examinar tus senos ten en cuenta:

  • Regálate el tiempo necesario para hacerlo y no te apures.
  • Utiliza las yemas de los dedos y no las puntas para hacerlo con suavidad.
  • Haz movimientos en el sentido de las manecillas del reloj, de forma vertical, hacia abajo, y de manera horizontal, hacia afuera
  • Usa diferentes niveles de presión sin sobrepasarse

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

  • No existe una fórmula mágica, pero no está de más mantener hábitos saludables:
  • Ten una dieta saludable, consume frutas, verduras, fibra y proteína, como pescado y pollo.
  • Mantén tu peso de acuerdo a tu contextura.
  • Haz actividad física al menos tres veces por semana.
  • Limita el consumo de alcohol y cigarrillo, así como las terapias hormonales, después de la menopausia.
  • Duerme por lo menos 8 horas diarias.
  • Realiza el autoexamen de mama una vez al mes y la mamografía cada año si lo requiere tu edad.

El

 

 


¡Recuerda!
autoexamen no reemplaza una consulta médica por lo que, de acuerdo a tu edad, debes hacerte más exámenes. Si después de tu autoexamen notas cambios en la apariencia de los senos o el pezón, sientes bultos, hinchazón, irritación o enrojecimiento, secreciones anormales, asimetrías o dolores persistentes, son signos de alarma y debes ir inmediatamente al médico.

En Marie Louise te consentimos mientras te regalas vida. ¡La prevención está en tus manos!